Nueva Jersey lidera el cambio en el sector de las apuestas de EE.UU.

Publicado en 23.mayo.2018 en Sector Juego

regulacion-apuestas-estados-unidosUn hecho que es innegable es que la industria del juego y las apuestas crece y cambia constantemente. Y a medida que la evoluciona, también aunmenta el interés y la necesidad de modificar las leyes que no encajan. 

Desde hace décadas, las apuestas deportivas son una fuente de entretenimiento extremadamente popular entre los aficonados al juego. Desafortunadamente, no en todos los países (como Estados Unidos) han sido bien recibidas... ¡hasta ahora!

En EE.UU. con la Ley de Protección Deportiva Profesional y Amateur (PASPA) muchos estados tienen prohibido implementar apuestas deportivas desde 1992.
 

¿Qué es PASPA?

Este acta también se conoce como la Ley Bradley, ya que tomó el nombre de su principal promotor el ex Senador Bill Bradley. Un proyecto de ley que se redactó en 1992 con el objetivo de prevenir la expansión del negocio de las apuestas en los Estados Unidos.

Esta regulación logró evitar que los distintos estados legalizasen las apuestas deportivas o las regulasen con mayor precisión. No obstante, algunos estados fueron eximidos cuando la ley entró en vigencia el 1 de enero de 1993. Nevada, Oregon, Delaware y Montana fueron las excepciones, pues estas jurisdicciones ya tenían reglas vigentes en la materia. Así, antes de que el proyecto de ley entrara en vigor, cada uno de los estados mencionados aplicaba sus propias leyes en relación con las formas legales de las apuestas deportivas. Como puedes adivinar, las regulaciones difieren unas de otras. 

 

Formas legales de apuestas deportivas en los 4 estados protegidos

Todas las formas de apuestas deportivas han sido legales en Nevada desde 1949, mientras que la Lotería de Oregón operaba Sports Action. Desafortunadamente para Oregon, en el 2005 se presentó un proyecto de ley que más tarde las prohibiría. 

Delaware también ofreció tarjetas parlay en los juegos de la NFL en 1976, que no tuvieron mucho éxito pero la ley se mantuvo en su lugar. Más tarde, el gobernador y la legislatura estatal idearon un plan para permitir las apuestas deportivas al estilo de Nevada, pero la NFL, la NHL, la MLB, la NBA y la NCAA no quedaron impresionadas y llevaron el asunto a los tribunales. El veredicto nuevamente no se falló a favor del estado y se le permitió a Delaware ofrecer sólo tarjetas parlay de la NFL. 

Montana, por su parte, nunca ofreció ninguna forma de apuestas deportivas. Sólo recibió una exención, que  era básicamente una ley que permitía a los establecimientos de bebidas alcohólicas con licencia crear concursos y plazas de apuestas. Sin embargo, en 2009, Montana legalizó las apuestas deportivas de fantasía, que también fue un tema desaprobado por la NCAA. Pero esta vez la NCAA no pudo presentar un caso PASPA contra Montana.
 

Nueva Jersey, batallas legales y cambio

Una de las cláusulas relevantes en PASPA establece que en los estados donde el juego comercial ha tenido lugar durante 10 años, durante los primeros años en que PASPA entró en vigencia, se permite legalizar las apuestas deportivas. En este tiempo, Nueva Jersey fue el único estado que calificó pero no aprobó una ley de apuestas deportivas en 1993.

En noviembre de 2012, los legisladores recibieron instrucciones de legalizar las apuestas deportivas de los votantes de Nueva Jersey. El proyecto de ley fue promulgado en enero de 2013 por el gobernador de Nueva Jersey, Chris Christie. Sin embargo, de que la industria de las apuestas deportivas pudiera despegar hubo demandas de la NFL, NHL, NBA, MLB y NCAA para detener el proceso. 

La batalla legal continuó durante más de 6 años con el Tribunal del Distrito y el Tribunal de Apelaciones (The Third Circuit Court of Appeals) respaldando a las entidades deportivas. Nueva Jersey luchó hasta el final, hasta que en el verano de 2016 perdió su caso.

El caso fue llevado al Tribunal Supremo de los Estados Unidos en diciembre de 2017, el cual no quiso tenener antes nada que ver con el asunto. El veredicto fue entregado el 4 de mayo de 2018 y PASPA fue declarado inconstitucional.

Esta reciente sentencia ha despejado el camino para la legalización de las apuestas deportivas, tanto para Nueva Jersey como para el resto de estados de EE. UU. que buscan regular la actividad de los juegos de azar.

Desde que se emitió el veredicto, se dice que West Virginia y Misisipi seguirán adelante con las leyes de legalización y regulación de apuestas deportivas. Pennsylvania también podrá lanzar finalmente sus apuestas deportivas de PA (ya que legalizaron las apuestas deportivas en 2017).

Nueva Jersey y su determinación han conseguido cambiar 'las reglas del juego' y ahora todos los estados tienen la oportunidad de avanzar hacia el cambio de su legislación en apuestas deportivas. Finalmente, Nueva Jersey también puede seguir adelante con sus planes para legalizar las apuestas por fin.